lunes, 9 de julio de 2007

VICTIMAS DEL DR. CEREBRO


Volvieron por que ellos simplemente son Invencibles
Por: Don Bacteria.
maryglam@hotmail.com

Con la fuerza con la que cae un bote lleno de ladrillos entro la primer canción de Invencibles (el más nuevo pero esperemos no último disco de Las Victimas del Dr. Cerebro… show).

La agrupación de la familia Flores deleita a propios y extraños con este disco.
Seguidores de la carrera de ésta, que es una de las mejores agrupaciones de rock mexicano y que raramente se la ha reconocido, hemos sido sorprendidos de la evolución tanto musical y lírica del grupo.
A los amantes del rock en general que rozaron y odiaron a las victimas en sus inicios gracias al éxito sobre explotado de El Esqueleto han sido sorprendidos del eclecticismo logrado en la ultima producción de la banda nativa de Neza-York.

Aun cuando su anterior producción del año 2002 (Fenómenos) no llegó al Main Stream por ser totalmente independiente, 3 años después en 2005 repiten la formula para lograr un disco que si bien en algunos cortes realmente suena a las Victimas del Dr. Cerebro, a su vez también puede tomar desapercibido cualquiera que de seguro espetará sin ningún empacho… “No mames ¿eso son las victimas?” .

Sin duda el underground es el terreno de las Victimas del Dr. Cerebro, y lo notamos aquí en Invencibles, donde perfectamente encajan temas que desde la primer vez que retumban en los tímpanos del receptor ya suenan a clásicos de los Tecno-Paleros, con temas donde juegan incluso el New Metal y chorrean la vena electrónica que desde Boutique 2000 ya las victimas demostraban que podían desangrar con finura y estilo.

Invencibles es un disco que vale la pena tener, no sólo para los seguidores de Las Victimas del Dr. Cerebro, sino para los seguidores del Rock en Español. De principio a fin, un disco que atrapa, no es repetitivo y lo mejor de todo es que simplemente es un disco DE LAS VICTIMAS DEL DR. CEREBRO… ¿hay algo más que decir?

Puntos extras:
• Es excelente disco para poner en una peda.
• El Chipotle demuestra que la edad no es impedimento para ser brutal!!!

Ahí les dejo mi correo para que me hagan pedazos.